La primera cita de Cupido

La primera cita de Cupido

Ya tenía un poco de tiempo que Cupido no se encargaba de su trabajo tal y como debería. El arcángel Miguel, quien era su jefe inmediato constantemente los reprendía:

– ¡No te esfuerzas nada! Ahora dejas que las parejas se enamoren sin que exista el más mínimo atisbo de romanticismo ¿por qué? Antes eras un maestro en los sutiles caminos del amor. Pienso que lo mejor será mandarte un tiempo de vacaciones.

– Ese trabajo no me cansa. Es sólo que actualmente los jóvenes ya no quieren enamorarse. Es más, ni siquiera me dan la oportunidad de crear situaciones para que dos chicos se conozcan. Lo único que hacen es encender la computadora y entrar a uno de esos sitios gratuitos para buscar parejas.

– No hay nada malo en eso. De hecho, los avances tecnológicos ahorran mucho esfuerzo. Contestó el arcángel.

– Tienes razón, sin embargo, yo ya estoy muy viejo para cambiar mi manera de pensar y por tanto desapruebo estas nuevas corrientes.

– Oye, y a todo esto Cupido dime ¿tienes novia?

– No, no tendría tiempo para involucrarme en una situación sentimental.

– Jajaja, tiene mucha gracia. El ser mitológico sinónimo del amor, rehuyéndole al noviazgo.

– En el momento en que llegue la mujer indicada, te lo haré saber.

Cupido salió del sitio donde se encontraba, para recostarse en una nube. Cerca de allí, vio a una joven angelita que se balanceaba en un columpio. Su estómago se llenó de mariposas y su habla se entorpeció.

– Bu buenas tardes señorita. ¿Qué le parece el paisaje?

– Es muy lindo. Tengo muy poco tiempo aquí, apenas llegué el martes pasado.

– Si lo desea, puedo mostrarle el lugar.

Ambos se fueron tomados de la mano y el arcángel Miguel observó cómo en los ojos de Cupido había renacido la llama de la pasión. Desde luego, él fue el causante de que se diera ese encuentro casual.

Cupido regresó a su trabajo con la energía al máximo, pues en su corazón había renacido la llama del amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *